“Me dio el escarmiento la ambición”, dijo el pescador en un video difundido por las redes sociales.

Un vecino de Viedma fue a pescar al balneario Los Pocitos y el mar se llevó su camioneta.

La acción fue en plena cuarentena obligatoria, por lo que no hubo ningún vehículo que pudiera auxiliarlo.

El damnificado, desesperado, grabó la situación en un video de poco más de un minuto y se esperanzaba en la ayuda de un taxista, quien sí tiene permiso para circular pero sólo para transporte de pasajeros.

En otra filmación, el hombre se lamentó por lo ocurrido: “El sueño de la pesca se me terminó” y agregó: “Estoy desesperado, ni un tractor, nadie… me dio el escarmiento la ambición”.

 

 

Fuente: Diario Norte

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.