n paciente pasó por una cirugía menor donde le quitaron una pequeña protuberancia en la pared abdominal, pero lo que siguió sorprendió hasta a los médicos.

Pocos días después de la intervención, el paciente volvió al centro médico porque escupía sangre, tenía un fuerte dolor de garganta y le costaba tragar. Los médicos lo revisaron, le hicieron estudios pero no encontraban el problema que respondiera a estos síntomas.

Según algunos medios locales le diagnosticaron neumonía y le recetaron antibióticos y otras medicaciones. Pero los dolores y las dificultades con su garganta se complicaron y el señor decidió volver a recibir atención médica. Finalmente, encontraron la causa.

En un radiografía descubrieron pequeños trozos metálicos y un semicírculo de mayor superficie atorados en la garganta. Se trataban de sus prótesis dentales que el hombre pensó que había perdido durante su simple operación.

Una vez que lograron extraer estos objetos de su garganta, el paciente estuvo internado seis días y sufrió otras complicaciones antes de darle el alta.

El caso fue destacado por el British Medical Journal Case Reports y alertaron a los médicos sobre los peligros de dejar prótesis bucales durante cualquier cirugía con anestesia general. Lo que le ocurrió a este hombre británico de 72 años sirve como antecedente para generar conciencia en el mundo de la medicina.

fuente:filo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *