El médico infectólogo, asesor del Comité de Crisis, en el programa “Equipo de Noticias”, sostuvo que en mayo será el pico de contagios de Covid-19 en Argentina. Cree que la vacuna contra el coronavirus podría estar en el mercado en un año.

“Nos sirve mucho la experiencia de países europeos”, afirmó y agregó que muchos de ellos iniciaron la cuarentena con casi 5 mil casos. Argentina empezó con 145 casos, eso hace que el proceso de la epidemia esté con ralentización.

Consideró que la aparición de casos se dará en forma lenta, “prevemos que las primeras semanas de mayo será el aumento exponencial de esa meseta que todos estamos esperando. Todo dependerá del cumplimiento de cuarentena , se habla que este aislamiento obligatorio se abrirá gradualmente para los distintos grupos etarios”.

Destacó que, cuando hay circulación local o comunitaria hace que los casos aumenten. La proyección, por eso es para la primer semana de mayo.

Dio algunas cifras: Un 80% de los pacientes experimentan síntomas leves, un 15%, son casos graves y requieren internación y el 5% necesitan estar en terapia intensiva.

Sin embargo, explicó que las muertes se dan porque el crecimiento exponencial de los casos hace que no haya camas en terapia o porque muchos tienen enfermedades de base o son mayores de 60 años.

“Estamos experimentando este enlentecimiento de la curva epidémica. Podemos esperar que la curva siga aplanándose y que de posibilidad al sistema de salud que se siga preparando”, subrayó.

Advirtió que el factor climático es fundamental , “el coronavirus no supera las 3 horas en superficie en clima cálido, por arriba de los 25 grados y dependiendo de la superficie, si es de acero o metal un poco más, de 24 a 48 horas. La ropa, entre 3 y 6 horas. Si la ponemos al sol, la luz y el calor hace que esa partícula viral no sea viable para contagiar”, explicó.

Desmintió que no hay nada científico que avale que los zapatos puedan contagiar a las personas. “Cuando uno camina, va dejando todas las partículas que va adquiriendo, por lo tanto, no ponemos los zapatos sobre la mesa y no es factor de contagio”.

Achinelli recordó las medidas más importantes del aislamiento, el distanciamiento social, estar a más de 1,5 m. de todas las personas y el lavado de manos.

“Si uno no pudiera cumplir ese distanciamiento social, uno podría usar las llamadas mascarillas faciales, hechas de tela, no barbijos, que deben ser usados por personal de salud, quienes cuiden enfermos, los enfermos , porque al toser, hablar o estornudar, pueden contagiar a quien esté a menos de un metro”, añadió.

Por otra parte, recomendó colocarse la vacuna antigripal, “es fundamental porque pronto vamos a entrar en el invierno y el virus de influenza va circular,probablemente con coronavirus y debemos estar protegidos contra influenza y los mayores con la antigripal.

Al ser consultado sobre la posibilidad de contar con una vacuna, el profesional puntualizó que se debe tener noción de cómo se fabrica una: “tiene varias fases: en animales laboratorio, en humano, son pequeños grupos reducido donde uno ve la seguridad y eficacia. No se puede lanzar una vacuna que no sea segura y tenga el 90 de eficacia”

Cree que en un año, la comunidad científica pondrá una vacuna en el mercado.

“Este virus es nuevo, hay mucho que desconocemos y es probable que factores genéticos influyan y tengan una forma más agresiva y desenlace la muerte en pacientes jóvenes”, reconoció este domingo en 13 Max TV.

Explicó que una persona con coronavirus debe estar en su habitación con baño, solo por un tiempo estimado de un mes, alcanzarle los alimentos hasta la puerta, colocarse un barbijo.

En cuanto a informaciones falsas, resaltó algunas: los zapatos que deben desinfectarse porque llevan el virus del Covid-19, hacer gárgaras con sal o bicarbonato

Por último, expresó. “Estamos viviendo un nuevo paradigma en la humanidad. Esto nos va a dejar una gran enseñanza, saber que si nos enfermamos todos a la vez es grave”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.