Una avería en el transfor­mador de la estación Rincón Santa María, que abastece de energía a Ituzaingó, dejó al 70% de la ciudad sin el servicio desde el domin­go a la madrugada, aún se desconocen los motivos del problema.

La Dirección Pro­vincial de Energía trabaja arduamente para restable­cer el servicio. En la tarde de ayer estaba previsto el arribo de un transformador móvil enviado por Transnea para reemplazar al averiado. Mientras tanto, parte de Itu­zaingó recuperó el servicio mediante un grupo electró­geno que llegó desde San Miguel. De todas maneras, se hizo sentir el malestar de los pobladores, ya que al­gunos comerciantes salían a protestar a las calles, así como también los vecinos de Villa Olivari, quienes cor­taron parcialmente la Ruta 12 en la tarde de ayer, ante la falta de energía.

En este contexto, también la isla Apipé se quedó sin luz y agua por más de dos días. Mientras que en La­valle hasta el cierre de esta edición había parajes sin electricidad. La tormenta del domingo a la madrugada derribó postes de luz y ten­dido eléctrico, dejando a un puñado de municipios sin energía. La Dpec intenta res­tablecer el servicio, y es por ello que centenares de ope­rarios del organismo pro­vincial trabajan para tal fin. El secretario coordinador del Municipio de Ituzaingó, Luis Meza, aclaró a NORTE de Corrientes: “El hospital ni la planta potabilizadora de Agua nunca se quedaron sin energía, porque prioriza­mos esos lugares, un 30% de la ciudad tiene luz, pero esta llegando un transformador móvil que enviaron desde Transnea para abastecer a la ciudad, estiman que lle­gara a las 18, pero el servicio recién se restablecería ma­ñana a la mañana”. A la vez, que contó que “llego un gru­po electrógeno para abas­tecer por partes el servicio. Luego nos dijeron desde la Dpec que llevará más de tres días arreglar el transforma­dor averiado”.

En el caso de la isla Apipé, el viceintendente Juan Da­cunda manifestó su preocu­pación a este diario por la falta de energía, y refirió: “Estamos desde hace más de un día sin luz ni agua. La gente ya está comprando el agua en bidones, y otros vecinos que tienen aljibe (pozos de balde) se abaste­cen así del agua. El grupo electrógeno que llega hoy -por ayer- es para abastecer de energía al hospital y a la estación de bombeo, para recuperar el agua lo antes posible”.

Al cierre de esta edición arribó a Apipé el grupo elec­trógeno enviado por la Dpec a la isla, y trabajaban para recuperar el servicio en par­te del pueblo.

Fuente: Diario Norte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.