Los jóvenes habían protagonizado un pelea en el barrio San Marcos. El Destacamento Policial se acercó días después al lugar y ambos apedrearon el patrullero y rompieron el vidrio trasero de la camioneta.

El he­cho se pro­du­jo en ho­ras de la sies­ta del sá­ba­do y des­de aque­lla tar­de, se es­tá a la guar­da de ac­tua­cio­nes ju­di­cia­les pa­ra po­der de­te­ner al agre­sor, quien de­be­rá en­fren­tar dos cau­sas por “re­sis­ten­cia y aten­ta­do a la au­to­ri­dad” y por “da­ños con­tra bie­nes del Es­ta­do”.

Asi­mis­mo a es­te me­dio lle­ga­ron vi­de­os del epi­so­dio, que se sus­ci­tó den­tro del ba­rrio. Lo que se­ña­ló uno de los ve­ci­nos con­sul­ta­dos es que se tra­tó de una pe­lea en­tre cu­ña­dos, que se ex­ten­dió has­ta la ca­lle. En las imá­ge­nes se pu­die­ron ver que uno de los pro­ta­go­nis­tas te­nía un cor­te en la ca­ra, por lo que su ros­tro es­ta­ba en­san­gren­ta­do al igual que su ber­m­da de je­an. No obs­tan­te, se pu­do no­tar que el mu­cha­cho se en­con­tra­ba bien a pe­sar de las le­sio­nes.

Fuente: Radio Dos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.