La utilización de motocicletas para llevar menores a las escuelas regresó con el comienzo de clases, pese al riesgo que tiene esa acción y la ilegalidad que representa. El Municipio adelantó que tomará medidas, como multas y secuestros de rodados, para combatir esta práctica.

FÁCILES DE  COMPRAR

Obtener una moto en Corrientes es tan fácil como ir a un concesionario y presentar el DNI. Esa simple acción le permite a la mayoría de las personas acceder, mediante un crédito personal, a un medio de transporte por el que pagarán un par de miles de pesos al mes durante algunos años.

La facilidad de compra, que viene desde hace varios años, hizo que la ciudad se sature de estos vehículos, que en muchos casos son conducidos de manera irresponsable y sin cumplir las reglas de seguridad mínimas, exigidas por la normativa vigente. Lo que genera que participen en aproximadamente el 80 por ciento de los siniestros viales de la Capital, según datos oficiales.

Uno de los ejemplos más preocupantes de la irresponsabilidad vial es la utilización de motocicletas para transportar uno o más niños menores de 12 años, algo que está expresamente prohibido por la normativa vial vigente.

COLECTIVOS

Esa irresponsable acción es más frecuente durante la temporada escolar en los barrios periféricos, ya que los tutores optan por usar las motos para trasladar a sus hijos a los establecimientos. Más grave aún es el hecho de que suelen ser niños pequeños, de jardín de infantes o los primeros años de Primaria, que no tienen la edad suficiente para viajar solos en colectivos, que son gratuitos para los alumnos de todos los niveles gracias al Boleto Estudiantil.

En este contexto, se debe tener en cuenta que para las familias de bajos recursos resulta difícil de afrontar un gasto de 60 pesos diarios para ir y volver de las escuelas acompañando a los pequeños. Esto se suma al pésimo servicio de transporte público que se ofrece en la ciudad, en el cual son comunes las interminables demoras y los abarrotamientos en horas pico.

DEBATE

Un caso testigo de esta situación fue expuesto el lunes a través de las redes sociales de EL LIBERTADOR, con una fotografía en la que se ve a un motociclista llevando tres niños de corta edad como pasajeros. Como si eso fuera poco, ninguno de los cuatro ocupantes llevaba casco y el rodado no poseía espejos retrovisores ni luces.
La fotografía generó gran repercusión y despertó un fuerte debate tanto en Instagram como en Facebook.

En uno de los comentarios, un usuario, identificado como Santiago, comentó: “Que vayan caminando o en cole. El pasaje lo tienen gratis y no genera gastos”. En esa misma línea, una mujer llamada Paula expresó: “Después caen al hospital y buscan culpar a los doctores y enfermeras si pasa algo. Imprudentes y negligentes”.

En contraposición, algunos usuarios justificaron el accionar del hombre y criticaron el servicio de colectivos. “Seguramente es el único medio de transporte que tiene el padre. No todas las personas tienen las mismas posibilidades económicas. El costo del boleto es alto para una familia”, argumentó Evangelina, algo que fue acompañado por José, quien añadió: “Uno se amaña como puede. Acodarte que somos rehenes de Ersa”.

Por otra parte, otros participantes en el debate criticaron la falta de control vial y sanciones ante estas situaciones. “¿Dónde están los inspectores y policías viendo eso todos los santos días? ¿Trabajando, multando, llamando al orden al menos?”, se preguntó Laura; mientras que Patricia escribió que “ahí es donde deben estar los inspectores de Tránsito”.

Harán concientización, multas y retiros de la vía pública

Para conocer qué postura tomará el Municipio ante esta alarmante problemática, EL LIBERTADOR dialogó con el subsecretario de Tránsito, Juan Acinas. “Durante las primeras semanas, en los lugares donde haya inspectores en la entrada y salida de escuelas, se les va hacer bajar de las motos y se les va a avisar, a modo de educación vial. Y desde las próximas semanas vamos a comenzar a hacer infracciones y secuestros a los que les corresponda”, aseguró.

Ampliando lo anterior, explicó: “Vamos a tomarnos unas semanas para avisarles que pueden ocupar el transporte público y las distintas opciones que tienen. Pero luego vamos a empezar aplicar la normativa porque no hay otra alternativa”.

Recordando lo que figura en la normativa vigente, el funcionario subrayó: “En la motocicleta pueden ir, como límite, dos personas y tienen que ser mayores de 11 años. El conductor debe ser mayor de edad y ambos deben ir con casco”.

ALARMANTE

Para finalizar, aclaró que con las acciones que implementarán “la idea no es ni secuestrar ni multar, sino preservar la seguridad de los que vayan en vehículos”, ya que “es una situación que nos preocupa y más con la cantidad de decesos en siniestros en motos que tuvimos el año pasado y los que estamos teniendo este año”.

Fuente: El Libertador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.