El agresor quedó arrestado a la espera del juicio oral. Atacó a su ex ayudado por otro hombre que la sujetaba mientras él la agredía ante la presencia de los vecinos.

El hecho ocurrió el Barrio 31 de la Ciudad de Buenos Aires, cuando el agresor encontró a su ex pareja en plena calle, comenzó a amenazarla con cortarle la cara y forcejeo con ella hasta sacarle el botón antipánico que la víctima tenía por denuncias previas contra esta misma persona.

Luego de arrebatarle el sistema de seguridad y romperlo, el agresor agarró una botella de vidrio y comenzó a agredir a la mujer ayudado por otro hombre que la sujetaba, hecho que quedó capturado porque un vecino estaba grabando la situación.

Cuando la víctima pudo librarse, se dirigió con la cabeza rota y la cara cortada hasta el Destacamento de prevención que hay dentro del barrio de la Policía de la Ciudad. Luego de realizar la denuncia fue atendida por el SAME, y asistida por profesionales de la Oficina de Violencia de Género de la Corte Suprema de la Nación, quienes calificaron la situación de la damnificada como de riesgo altísimo.

Los policías pudieron detener al agresor pocas horas después del hecho, la causa quedó en manos del Fiscal Walter López, que imputó al agresor por los delitos de amenazas, daño agravado -dado que el botón antipánico es propiedad del Estado Nacional-, lesiones graves agravadas por violencia de género y por haberse perpetrado contra una persona con la que tuvo una relación de pareja y, además, por violación de las medidas dispuestas en función del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, solicitando su prisión preventiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *