El mandatario Alberto Fernández deberá adoptar como ahijada a una bebé que nació en San Carlos de Bariloche, Río Negro, debido a la ley 20.843 que garantiza el padrinazgo presidencial del séptimo hijo varón o la séptima hija mujer de una pareja.

Mercedes Lucía, nació con 2,830 kilogramos el viernes 14 de febrero a las 20:15 en el hospital Ramón Carrillo de San Carlos de Bariloche y será la primera ahijada presidencial de Alberto Fernández por ser la séptima hija mujer de una pareja de Bariloche.

María Clara Soraiz y Leonardo Arévalos son porteños que se radicaron en la ciudad turística rionegrina y este viernes dieron a luz a su séptima hija. “Buscábamos el varón y este fue el último intento. Mi marido es hincha de Independiente y quería que un nene lo acompañara en su pasión”, explicó la madre en declaraciones al diario Río Negro.

“No habrá más intentos porque me voy a ligar las trompas”, agregó la mujer de 38 años que trabaja como psicóloga holística. Detallaron que la pareja no supo que la beba iba a ser nena hasta hace un mes y medio, ya que la pequeña no se dejaba ver en las ecografías.

La ley 20.843, promulgada en 1974, garantiza el padrinazgo presidencial del séptimo hijo varón o la séptima hija mujer de una pareja.

“Toda persona que haya sido apadrinada por el titular del Poder Ejecutivo tendrá derecho a que el Estado nacional le asegure la realización gratuita de los estudios de nivel primario, secundario, universitario o especial que curse en establecimientos educativos oficiales”, menciona el artículo primero de esta ley.

“Deberá contemplar la provisión de libros y útiles y todo aquello que sea inherente al alojamiento, alimentación y recreación del becario. El gasto que demande el cumplimiento de la presente ley se tomará de Rentas Generales, con imputación a la misma, hasta su inclusión en el presupuesto general de la Nación”, agrega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.