Desde horas de la tarde y hasta la noche, agentes policiales mantuvieron el diálogo para que una multitud abandone un terreno ubicado en el barrio capitalino, el cual por mucho tiempo fue utilizado como espacio público hasta ser cerrado por un supuesto arrendatario.

Un te­rre­no ubi­ca­do en el ba­rrio San Mar­cos de la ciu­dad de Co­rrien­tes fue ocu­pa­do du­ran­te va­rias ho­ras por ve­ci­nos, que se negaron a que el pre­dio sea ce­rra­do pa­ra usos pri­va­dos. An­te ello hu­bo mo­men­tos de ten­sión, has­ta que fi­nal­men­te las per­so­nas de­ci­die­ron sa­lir del lu­gar gra­cias a una pa­cien­te me­dia­ción po­li­cial.

Se tra­ta de un pre­dio ubi­ca­do fren­te a la Agen­cia Co­rren­ti­na de Re­cau­da­ción (A­COR).

“El pre­dio nos ha­ce fal­ta co­mo es­pa­cio pú­bli­co, pa­ra que se ins­ta­le una pla­za pa­ra que pue­dan ju­gar los chi­cos”, ex­pre­só uno de los ve­ci­nos, quien con­tó que des­de ha­ce un tiem­po se vie­ne sus­ci­tan­do la po­lé­mi­ca por el te­rre­no, de­bi­do a que efec­ti­va­men­te el pre­dio fue uti­li­za­do pa­ra fi­nes pú­bli­cos.

Es que ese lu­gar, se­gún fuen­tes del ba­rrio, tu­vo dis­tin­tos fi­nes que fue­ron mu­tan­do con el tiem­po, pa­san­do de ser una “can­chi­ta” has­ta pa­ra otros de­jar ve­hí­cu­los es­ta­cio­na­dos y de­más.

Apa­ren­te­men­te el pro­pie­ta­rio de di­cho te­rre­no, ha­bría do­na­do ha­ce tiem­po el lu­gar pa­ra que las per­so­nas lo pue­dan uti­li­zar con fi­nes co­mu­ni­ta­rios co­mo una pla­za.

Así se man­tu­vo has­ta que apa­ren­te­men­te una per­so­na que al­qui­ló el pre­dio al pro­pie­ta­rio, em­pe­zó a ce­rrar­lo de a po­co, lo que ob­via­men­te ge­ne­ró la mo­les­tia de los ve­ci­nos.

Los re­cla­mos de los re­si­den­tes por el te­rre­no de la dis­cor­dia y su uso fue­ron en au­men­to, has­ta que fi­nal­men­te el arren­da­ta­rio se pre­sen­tó jun­to a un abo­ga­do, se­gún di­je­ron los ve­ci­nos, y man­tu­vie­ron una reu­nión la se­ma­na pa­sa­da con las per­so­nas que no que­rí­an que ese lu­gar sea ce­rra­do.

El mar­tes pa­sa­das las 14, una mul­ti­tud in­gre­só al pre­dio, lo que ob­via­men­te lla­mó la aten­ción de los po­li­cí­as del Des­ta­ca­men­to San Mar­cos, el cual es­tá apos­ta­do a un cos­ta­do de la ave­ni­da La Paz, a la ve­ra del ba­rrio.

Las per­so­nas que pro­ta­go­ni­za­ron la to­ma, bus­ca­ron de­te­ner la cons­truc­ción de un mu­ro que se man­dó a le­van­tar pa­ra evi­tar que si­ga sien­do usa­do por los re­si­den­tes del ba­rrio.

Fue en au­men­to la can­ti­dad de ve­ci­nos que in­gre­sa­ron al si­tio pa­ra evi­tar que se le­van­te el mu­ro, al igual que los pa­tru­lle­ros que fue­ron lle­gan­do des­de dis­tin­tas par­tes.

Ade­más del per­so­nal del Des­ta­ca­men­to San Mar­cos y de la co­mi­sa­ría Sép­ti­ma, de la cual de­pen­de, lle­ga­ron agen­tes de In­fan­te­ría an­te al te­mor de que to­da la ten­sión del mo­men­to, de­sem­bo­que en he­chos de vio­len­cia.

Lue­go del des­plie­gue de los uni­for­ma­dos al­re­de­dor del pre­dio, las au­to­ri­da­des po­li­cia­les lle­va­ron ade­lan­te una me­dia­ción con los ve­ci­nos y quien su­pues­ta­men­te te­nía de­re­cho le­gal so­bre el te­rre­no.

Así es que cer­ca de las 23, fi­nal­men­te el gru­po de per­so­nas de­ci­dió re­ti­rar­se del pre­dio.

Fuente: Diario época

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.