Un pescador irlandés se dio el gusto de pescar a un atún monstruoso y millonario, y devolverlo al agua.

Según informaron medios de Irlanda, Dave Edwards pescó un atún de 270 kilos y 3 metros de largo, el espécimen más inmenso que se encontró en aguas de la zona de West Cork en lo que va del año.

El pescador atrapó al enorme atún de aleta azul como parte de un programa de “atrapar y liberar” animales, con el que buscan censar a los peces en el sector noreste del océano Atlántico.

Con dos asistentes, logró “etiquetar” al atún y volver a soltarlo.

“Son más infrecuentes aquí pero tienden a ser más grandes cuando aparecen”, contó Dave. “Era un pez realmente grande”, expresó.

“Estamos cerca de la temporada así que empezábamos a perder la esperanza de que fuéramos a ver uno de estos”, dijo.

“El domingo engarzamos un pez gigantesco que debería medir 8 metros pero después de dos horas y media se escapó”, contó. Después lograron atrapar el de 270 kilos.

El animal era tan grande y pesado que tuvieron que medirlo y etiquetarlo en el agua antes de liberarlo.

Este tipo de atún de aleta azul del Atlántico requiere equipamiento especializado ya que es uno de los más grandes y poderosos del océano.

Provenientes del oeste del mar Mediterráneo, estos peces se suelen mover en cardumen siguiendo la costa europea. En los últimos años, la población se redujo fuertemente por eso su pesca está prohibida.

En Japón, el atún de aleta azul es considerado un preciado manjar. Allí, un solo pescado puede valer decenas de miles de dólares.

Por su tamaño, el atún de 270 kg podría haber alcanzado un precio de 3 millones de dólares. Pero por suerte Dave no quería comercializarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *