La Dirección de Recursos Naturales acudió a la Justicia y se llevó a cabo un allanamiento en una propiedad. Cuando llegaron al lugar no encontraron nada.

La Dirección de Recursos Naturales recibió una denuncia anónima y con fotos alertando sobre depredación de peces en la zona de Goya, por lo que se acusó penalmente a quienes podrían estar involucrados.

Con la asistencia del fiscal y las pruebas reunidas, el juez ordenó un allanamiento en el lugar, donde sin embargo no pudieron encontrar nada, alegando los propietarios que otras personas fueron las responsables de la matanza de las especies ícticas.

Lamentablemente no se encontró nada en el allanamiento, ni siquiera un anzuelo, por lo que alguien podría haber avisado del procedimiento.

La actuación penal continúa y se iniciaron las acciones administrativas para la aplicación de las multas que puedan corresponder.

Fuentes ligadas al caso precisaron que la investigación se inició a partir de publicaciones en una cuenta de Facebook, en la que uno de los involucrados subió una foto de las piezas capturadas y también de la embarcación empleada, en la que además se observa a un menor de edad.

Fuente:Diario Litoral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.