Agustín Fernández, con 24 años, llegó, como cientos de jóvenes a la capital de Misiones, Posadas, en busca de convertirse en músico profesional. Pero, la crisis lo golpeó y vio en la venta ambulante su manera de salir adelante.

Oriundo de tres Arroyos ( provincia de Buenos Aires) en el año 2016 cargó una mochila y una guitarra con el sueño de recorrer el mundo. “Con algo de ahorros me vine a probar suerte para acá estuve 6 meses y me volví”, indicó a 7Corrientes.

En el 2018 volvió a Posadas y se inscribió en la escuela de música(ESMU), en una tecnicatura . “ Me inscribí, empecé a cursar pero las cosas no eran como yo pensaba, en el 2016 era otra la situación y ya en 2018 fue otra cosa y ahora bueno me dedico a vender chipá”, señaló.

Vestido elegante, casi siempre de traje, Agustín se gana el pan día a día ofreciendo sus productos con respeto y siempre con una sonrisa. Muy educado y servicial contó a 7Corrientes sus peripecias pero siempre con buena onda y predispuesto a hacer todo lo que sea para continuar viviendo en Posadas, lugar que afirmó le gusta mucho.

“Me gusta el Nordeste argentino y voy a hacer lo posible por mantenerme acá, antes vendía golosinas en el colectivo después panificados pero me está yendo muy bien con la venta de chipá y espero seguir así, ya el año que viene me volveré a inscribir”, aseveró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.