El hombre había sido condenado en 2015 por la violación sistemática a su hija durante 7 años. Fue atrapado en la ciudad de Luque, Paraguay, donde estaba trabajando de fisioterapeuta.

Eduardo Nicolás Longo, de 67 años y oriundo de Curuzú Cuatiá, fue conocido en 2009 luego de que su hija de 15 años huyera de su casa hasta Entre Ríos para pedir ayuda a su madrina. Allí la niña contó el drama que vivía desde los 8 años donde su padre la violaba sistemáticamente y saca fotos desnuda.

La condena había llegado en 2015 cuando el profesor de Educación Física de la Escuela Nº 564 de Curuzú Cuatiá fuera condenado a 8 años de prisión. La condena fue varias veces apelada y desde 2018 fue inscripto en los buscados por la Interpol.

Desde entonces Longo había desaparecido de su localidad, y hasta de Corrientes. Este fin de semana fue detenido en Luque, Paraguay.

Fuente: Diario época

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.