Una residencia para mayores de Inglaterra decidió invertir en un barrio muy particular donde recrearon una calle de los años 50. El objetivo de la misma es reducir la ansiedad de los habitantes que padecen de demencia.

La particular calle de Five Rise ha servido a sus habitantes a sentirse más tranquilos, ya que se mueven en un ambiente que les resulta familiar. La misma cuenta con una calle adoquinada llena de tiendas antiguas, garages con vehículos de los años 50 y juegos de feria de la época.

Según los dueños de la exclusiva residencia británica para personas mayores, la calle les brinda la oportunidad de evocar sus recuerdos mientras disfrutan de un paseo y de todos los servicios que se ofrecen. El pequeño barrio cuenta con una peluquería-barbería, tienda de dulces, de juguetes, de comestibles, oficina de correos, parada de autobús y cabina telefónica. Para deleite de sus habitantes, también tiene un cine donde se proyectan clásicos del aquella época.

“Queríamos crear algo que redujera la ansiedad y calmara a los residentes con demencia, ya que es difícil para ellos estar solos en un entorno completamente diferente al que estaban acostumbrados. Esto les ayuda a calmarlos y les hace sentir como en casa”, explicaron Damien y Danny Holt al Daily Mail.

Para realizar este exclusivo barrio, sus dueños invirtieron tres años y más de 10 millones de libras. Gracias a la remodelación, muchas personas deciden llevar a sus familiares para pasar una tarde todos juntos en un ámbito en le cual las personas mayores se sienten seguras y encienden esa parte de la memoria que los lleva a su infancia, aunque sea por un momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.