Lo confirmó Armando Frangioli, presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Chaco (ACLYSA). Señaló que adquieren del “mercado negro”, los insumos que precisan por la escasez o incrementos de precios.

A raíz del incremento de casos positivos de coronavirus en Chaco, Frangioli opinó que no es solo el servicio privado, sino el sistema de salud.

“Somos una parte importante en la atención y tanto el hospital como nosotros, tenemos los mismos problemas. No podemos escapar a la falta de inversión a la salud, de 20 años, a la pobreza de distribución de salarios. No se puede corregir desde el 14 de marzo cuando nos tuvimos que preparar para atender”, dijo.

“Hay que cubrir aspectos de recursos que no tenemos”, señaló a Equipo de Noticias.

Además, opinó que el ministro de Salud de nación, Gines Gonzalez García dijo en marzo que es difícil que el virus llegue a Argentina y días después, ya estaba en Chaco. “Hoy estamos recibiendo una situación de tener que atender pacientes en situaciones dramáticas. No es el paciente enfermo que llega con tos, fiebre, dificultad respiratoria y ayer descubrimos que personas con 37 grados contagian”, añadió.

Confirmó que tienen una capacidad de atención limitada y mañana un sanatorio hará una presentación que no podrá seguir atendiendo. “No encontramos los elementos para poder dar protección al personal y médicos. Esto es dramático. Pedimos al gobernador (Capitanich) que nos acompañe”, aseveró.

Comentó que dicho sanatorio tiene medidas para cubrir lo que está atendiendo pero no cuenta con insumos que necesita proveerse.

Fue contundente al asegurar que las clínicas consiguen los productos que necesitan en el mercado negro de Argentina.”Los barbijos costaban 24 pesos en febrero, ayer, el gobierno compró a 3 mil cada uno”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *