“Tratamos de evitar los saludos de manos y besos”, explicó la titular de la escuela Upsala College de El Calafate, en Santa Cruz.

Un colegio de Santa Cruz armó su propio protocolo para prevenir el contagio de coronavirus. Se trata del Upsala College, ubicado en la localidad de El Calafate, adonde no permiten los besos entre alumnos, que comparten el mate y los vasitos de agua del dispenser.

Según explicó la responsable de la escuela privada, Carolina Knauerhase, los chicos deben lavarse las manos frecuentemente, especialmente después de los recreos y antes del almuerzo. Además, cuando los alumnos están afuera de las aulas, los docentes deben ventilarlas abriendo puertas y ventanas.

“Tratamos de evitar los saludos de manos y besos”, aseguró Knauerhase en diálogo con FM Dimensión, aunque reconoció que es la medida “que nos cuesta un poco más”. A los docentes y alumnos del secundario se les pidió que no compartan el mate, y que cada uno tome del suyo.

Sumado a lo del mate, desde la institución educativa pidieron que los alumnos no compartan los vasos que hay en los dispenser de agua y traten de llevar una botella individual y que cada uno use la propia.

Además del protocolo, en las aulas se colocó un dispenser de alcohol en gel y se intensificó la limpieza con productos desinfectantes en superficies como barandas, picaportes y lavamanos.

La pequeña localidad de El Calafate está en alerta ya que es constante la llegada de turismo extranjero por el Glaciar Perito Moreno. A pesar del flujo constante de extranjeros, por el momento no hay ningún caso confirmado de COVID-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.