Corrientes atraviesa una situación muy delicada en materia de incendios forestales o en campos ganaderos, a punto tal de sostener ya desde hace varias semanas un registro entre “alto” y “extremo” en el termómetro de casi todo el mapa provincial.

La situación se torna aún más complicada ante la falta de conciencia del productor o dueño de campos que, en su afán de mejorar pasturas o realizar limpiezas, hacen del fuego una herramienta hoy extremadamente peligrosa.
“El productor debe entender que con este marco se debe abstener de quemar, ni con autorización y mucho menos sin ella, la situación es delicada incluso para realizar una quema controlada, el estado del campo y los vientos son factores cambiantes que dificultan manejar cualquier tipo de frente” explicó a La República, Orlando Villalba, miembro del equipo de trabajo de la Dirección de Recursos Forestales de la Provincia, con asiento en la localidad de Gobernador Virasoro.

El mismo explicó que hay factores determinantes para que hoy la provincia tenga un registro casi diario en el nivel “extremo”. “Hace un mes que no llueve en forma considerable en la provincia y ese es un factor que favorece a la actual situación que tenemos con el registro constante de incendios. Tenemos focos diarios de magnitud en toda la provincia, entre 2 y 3, pero se acentúa en algunos puntos como en el centro del territorio donde tenemos constantes reportes de bomberos ”, dijo Villalba.

Según explicó el técnico forestal a nivel provincial, en Goya y Lavalle se repiten focos de consideración, al igual que en Virasoro. “Justamente hoy [por ayer] tuvimos un llamado para intervenir en un frente importante en la zona de San Carlos y en este momento estamos coordinando la logística para combatir ese incendio”, reveló.

Situación “extrema”
La labor diaria, y el constante contacto con los cuarteles de toda la provincia, permite a miembros de esa Dirección Forestal tener un panorama detallado de la situación en todo el territorio, tanto en el registro de focos como en las condiciones que presenta en suelo en cada punto.

“Los índices se mantienen entre ‘alto’ y ‘extremo’ casi a diario, y eso implica estar constantemente en contacto con los cuarteles porque un foco menor rápidamente se trasforma en un frente importante y difícil de controlar por las condiciones que tenemos en el campo”, explicó Villalba en referencia a los informes, termómetro que en forma constante se emite para graficar la situación en la provincia.

El mismo sostuvo además que “el campo hoy presenta materia inflamable en el suelo por la falta de lluvias, a esto se le suma un factor importante como el viento, que potencia el avance y el frente de un incendio. Estamos teniendo vientos de hasta 40 km/h en algunos casos”.

La DPEC solicitó evitar quemas
Desde las Dirección Provincial de Energía de Corrientes (DPEC), se solicitó evitar la quema de pastizales ante los reiterados registros de daños al sistema eléctrico.

La misma Dirección Provincial de Energía advirtió que, por la sequía e imprudencia del hombre, en distintas zonas rurales del interior provincial se viene reiterando la quema de pastizales, como la que afectó a la LMT en 33 kV de Colonia Carlos Pellegrini, que dañó postes y líneas de media tensión, y consecuentemente provocó extensos cortes del servicio que afectaron a una gran cantidad de usuarios.

Para evitar estos inconvenientes con el servicio, desde la Dirección de Energía insisten en eliminar la quema de pastizales al costado de las rutas y de las trazas de las Líneas de Media Tensión (LTM).

Fuente: La República

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *