Internacionales

Tabaré Vázquez tiene cáncer de pulmón

Es “un tumor maligno”. Esa es la conclusión de un análisis médico llevado a cabo este viernes que confirmó que el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, tiene cáncer de pulmón.

“En el día de hoy (por este viernes) se realizó la intervención diagnóstica prevista en donde se confirmó la presencia de un tumor maligno. El informe definitivo estará disponible en los próximos días”, señala el texto firmado por el médico del mandatario, Mario Zelarayán.

Resulta una cruel paradoja del destino que Tabaré Vázquez, médico oncólogo, termine sufriendo un cáncer de pulmón, luego de los esfuerzos invertidos por sus gobiernos en la lucha contra el tabaquismo. Tanto durante su primer mandato (2005-2010) como durante el actual (2015-2020), las campañas para reducir el atractivo del cigarrillo y alertar respecto de los males respiratorios asociados con el hábito.

Vázquez, que perdió a varios familiares víctimas del cáncer, promovió la campaña que convirtió a Uruguay en el primer país libre de humo de tabaco en América Latina en 2006, y el quinto del mundo, al prohibir fumar en espacios públicos cerrados. Además, subió sistemáticamente impuestos a los cigarrillos para desestimular su consumo e impulsó el etiquetado plano (presentación única) para las marcas.

Durante su gestión, el país adhirió al Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco, que le dio el respaldo para profundizar sus políticas contra el tabaquismo.

David contra Goliath

La militancia del gobierno de Vázquez contra el tabaquismo comenzó con la campaña “Un millón de gracias”, lanzado a poco de comenzado su primer mandato en 2006. Mediante el decreto 268/05, se prohibió el consumo de cigarrillos en lugares públicos cerrados. La violación a la normativa se penaba con severas multas, y la repetición de una ofensa podía llegar a culminar en penas de prisión.

De forma adicional, se avanzó con la medida de exigirles a las tabacaleras que impriman avisos cada vez más grandes y explícitos detallando los perjuicios que el consumo de tabaco podían ocasionarles a las personas. Se les prohibió además que incluyeran leyendas como “light”, “bajo en alquitrán” o “suave” en los paquetes.

Los esfuerzos del gobierno de Vázquez por combatir la adicción a la nicotina se toparon con el fuerte rechazo de las tabacaleras. Fue la más grande de ellas, Philip Morris, dueña de siete de las veinte marcas globales que producen cigarrillos, la que en 2010 inició un proceso de arbitraje contra Uruguay ante el CIADI, el organismo de arreglo de controversias comerciales del Banco Mundial en Washington.

En su reclamo, la tabacalera alegó que Uruguay había violado el Tratado Bilateral de Inversión (TBI) que tenía con Suiza, el país donde la empresa tenía radicada su sede fiscal. Según su demanda, la determinación del gobierno de Vázquez de exigir el etiquetado plano hizo que Philip Morris debiera retirar tres productos de la plaza, lo que había dañado sus intereses comerciales.

La tabacalera exigía un pago de 25 millones de dólares.

Debieron pasar 6 años, pero en 2016, y con Tabaré Vázquez nuevamente en el poder, el CIADI falló en favor de Uruguay y obligó a los demandantes a pagar los costos del proceso.

El caso fue considerado emblemático por la magnitud de los actores involucrados, y porque además era la primera vez que un tabacalera demandaba a un Estado soberano frente a un tribunal de arbitraje.

Reconocimiento mundial

Los esfuerzos de Tabaré Vázquez y Uruguay por combatir el tabaquismo han sido alabados a nivel mundial. El 31 de mayo de 2018, el Día Mundial sin Tabaco, Vázquez fue premiado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en reconocimiento a sus iniciativas por reducir el consumo de cigarrillos en su país.

De la misma manera, fue galardonado por la Organización Panamericana de Salud y por la Conferencia Mundial de Salud y Tabaco debido a los mismos motivos.

Al momento de ser premiado por la OMS, Vázquez afirmó que recibía el galardón “en nombre del pueblo uruguayo”, dado que se pueden establecer todas las normas y regulaciones que se quiera, “sin consensos políticos y sociales, estas normativas generalmente terminan siendo meros papeles guardados en el cajón de un escritorio”.

 

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close