Una mujer de la localidad de Temperley denunció que tanto ella como su hijo sufren agresiones verbales y físicas por parte de su ex pareja desde hace 6 años. A raiz de la violencia, el chico sufrió una parálisis facial y ella suplica ayuda para ponerle un punto final al calvario.

Una mujer de la localidad de Temperley, Lomas de Zamora, sufre un calvario junto a su hijo desde hace 6 años: su ex pareja viola la restricción perimetral y agrede tanto fisica como psicológicamente de ellos dos. El nene sufrió una parálisis facial y Belén Güignant, teme por su vida: “necesito ayuda porque en cualquier momento no la voy a contar más”.

El sujeto la extorsiona para ver a su hijo y le pega.

“Una vez me arrancó pedazos de cuero cabelludo, mientras me ahorcaba y me daba la cabeza contra la pared”.

Belén conoció a su agresor, Juan Sebastian Rosas, hace 8 años. Ellos estudiaban juntos. La violencia comenzó cuando el hijo que tuvieron en común cumplía un año: “los maltratros primero eran verbales y después se tornaron físicos. Todo pasaba cuando yo descubría mensajes, videos y fotos que revelaban su infidelidad. Me hacía sentir culpable a mi de sus propios errores”, contó la víctima.

Si bien el violento vive en Banfield y la mujer renueva la perimetral cada cuatro meses, el sujeto la extorsiona para poder llegar a ellos nuevamente y atacarlos. “Me dice, ‘vos querés lo tuyo, y yo quiero lo mio’: se refiere a que como yo le pido la mantención del nene, él entonces tiene que verlo”, manifestó Belén.

El nene tiene la mitad de la cara paralizada.

En cuanto a los reiterados ataques de violencia, la víctima recuerda uno que le arruinó la vida: “una vez me arrancó pedazos de cuero cabelludo, mientras me ahorcaba y me daba la cabeza contra la pared. Me decía que me iba a descuartizar, meter en una bolsa y que mi cuerpo no lo iba a encontrar nadie”, recordó Güignant.

A raiz de todos estos sucesos, su hijo Thiago de 7 años sufrió una parálisis facial y debe ser sometido con urgencia a un tratamiento psicológico porque se autolesiona y pone en riesgo su vida.

La mujer es agredida frente a su hijo de 7 años.

“Cuando nuestro hijo veía que me pegaba, gritaba que no lo hiciera más, que parara. Entonces se la agarraba con él”, aseguró Belén.

El caso lo tiene el juzgado N° 3 de familia y la defensoria N° 20. Mientras que la denuncia está radicada en la Comisaria de la Mujer de Temperley.

El chico tiene que ser tratado psicológicamente con urgencia.

fuente:cronica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *