Las autoridades descubrieron que la madre maltrataba de manera habitual a sus hijos.

Una madre fue condenada a dos años de prisión y a 200 horas no remuneradas de trabajos por darle una brutal paliza a su hija de solo 11 años en Reino Unido.

La mujer dejó a la menor sola en casa con su otra hija de 4 años mientras ella se iba a una fiesta. En mitad de la noche, la niña llamó a su madre para ver cuándo iba a volver a casa, y la agresora se enojó.

Ante las amenazas, la niña decidió colocar su iPad en la habitación para grabar a su madre, y las terribles imágenes muestran la brutal paliza que durante casi 20 minutos la mujer le dio a la menor.

Gracias a la aparición de un amigo en la casa, la menor pudo huir y con las imágenes denunciar lo sucedido. Las autoridades descubrieron que la madre maltrataba de manera habitual a sus hijos.

Deja un comentario