Una mujer quiso hacer una limpieza profunda en su casa, y llamó a un chatarrero para venderle dos secarropas en desuso por 150 pesos. La madre escondía una fortuna en los aparatos.

Una mujer de 32 años quiso hacer una limpieza profunda en su domicilio, para ello llamo a un chatarrero que pasaba en ese momento por su domicilio de barrio San Pedrito, en la provincia de Jujuy ofreciéndole dos secarropas en desuso, los que este le compro por 150 pesos.

Grande fue la sorpresa de su madre cuando regreso de un viaje que había realizado al Departamento Santa Bárbara ya que al no ver los secarropas le pregunto a la hija donde estaban. Esta le comento que los había vendido. Claro que la hija nunca supo que adentro de los secarropas la madre tenía guardados 36.000 dólares y 47.000 pesos.

Por esto denunciaron al chatarrero por apropiación de cosa habida por error o caso fortuito, informó Jujuy al Día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *