Imagen ilustrativa.

“Todo comenzó por un penal mal cobrado” comentó (y analizó) el Jefe de Policía de Chaco, Fernando Romero, sobre el enfrentamiento a golpes de puño y patadas en un partido de la quinta división de la liga de fútbol en la vecina provincia.

Chaco For Ever y SAMEEP empataban en 1 cuando en el segundo tiempo, el árbitro del partido decretó “la pena máxima” en favor de los albinegros.

En ese momento, los chicos de SAMEEP protestaron por la decisión arbitral y hubo empujones entre los “players”. 

Los padres y los integrantes de los cuerpos técnicos de ambos equipos, lejos de apaciguar los ánimos de los chicos, se sumaron a las protesta, se insultaron y resolvieron que la mejor forma de solucionar el problema era a los golpes.

De acuerdo a lo expresado por Romero, los partidos de inferiores de la Liga Chaqueña de Fútbol no cuentan con custodia policial. Sin embargo, el alto jefe de la fuerza del orden recordó que no es la primera vez que ocurren situaciones de estas características.

Romero también dijo que, más allá de las dos denuncias presentadas (por José Luis Aquino y Luciano Pérez) se trata de una contravención y, por ello, no hay personas detenidas 

Por último, dijo que se comunicó con los directivos de la Liga quienes les afirmaron que SAMEEP será expulsado de la competencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *