Días atrás, un taxista (52) fue asesinado a golpes por un joven karateca (25) en la ciudad bonaerense de Ensenada, en medio de una discusión de tránsito.En el programa Equipo de Noticias, Emilio Hidalgo y Mauro Crismanich, hablaron sobre los ataques de furia, qué hacer frente a las situaciones en las que el enfado, la rabia o la furia se apoderan totalmente de una persona.

El ataque del joven karateka al taxista.

 

En el lugar de la tragedia, varias personas pasaban por el lugar pero nadie intervenía en el conflicto, o posterior a ello. El Dr Emilio Hidalgo, Lic. en psicología, MP 3082, dijo que la furia forma parte de la empatía y compasión.

La empatía es poder entender lo que le pasa al otro, “ver al necesitado, al que sufre y lo entiendo, pero la compasión me moviliza y me hace hacer algo por el otro.Esto tiene que ver con falta de compasión por un lado y con el miedo por el otro”.

Emilio Hidalgo, Lic. en Psicología

Explicó que algunos no tienen freno inhibitorio que tienen la mayoría de las personas, hay hormonas relacionadas con eso, en medicina se llama Trastorno del Control de los Impulsos, no puede frenar sus impulsos. Son personas que que cada tanto explotan y tienen crisis de furia, rompen, destruyen y es la explicación de la violencia de género y está asociado a un trastorno de personalidad.

En el caso del karateca, no tiene que ver con que practica artes marciales, si no fueran sus puños tendría un machete, una pistola lastima con cualquier cosa, porque es un violento.

Al detectar a alguna persona violenta, se sugiere realizar un tratamiento psicológico, que tiene que ver con la gestión de emociones, identificar como se inicia, los síntomas: calor, tensión, cuando se identifica que está por aparecer una crisis de furia se puede salir de lugares y son casos muy frecuentes.

Dio como dato: El 90% de los hombres son más agresivos, por la biología y suele ser un motivo de conflicto en la pareja. Siempre comienza con la violencia verbal y puede pasar a la violencia física.

 

 

Mauro Crismanich ex integrante de la selección argentina de Taekwondo, medallista mundial dijo que la potencia que tiene un puño o una patada de alguien que practica artes marciales, puede llegar a provocar la muerte en una persona .

“Hablamos mucho a los chicos que practican artes marciales, que lo hacen para defenderse en la vida, en un caso extremo o para participar en competencias, no para iniciar una pelea de ningún tipo ante ninguna situación”, aclaró.

Mauro Crismanich, Taekwondista

Contó que de chico, era bastante agresivo y a veces piensan que te vuelve más agresivo practicar un arte marcial, pero es erróneo, es todo lo contrario, calma, enseña a tener autocontrol, disciplina y es una descarga.

“En la iniciación de los chicos, te das cuenta quien tiene problemas de agresividad, muchas familias traen a sus nenes a practicar artes marciales para que aprendan a canalizar a través del entrenamiento descargar esa energía o furia pero siempre bajo ciertas normas”, destacó Crismanich.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.