El insólito episodio fue advertido y grabado por un usuario de la línea 108 del transporte urbano de pasajeros de la ciudad.  En la filmación se observa al trabajador del volante que permite que una persona, sentada a su lado, sería su hijo, manipule la caja de cambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.