Más de 300 iraníes fallecieron por envenenamiento al consumir un alcohol de uso industrial que es altamente tóxico

En la búsqueda por una cura rápida y eficaz por la pandemia que se apoderó del mundo, centenares de Iraníes murieron por envenenamiento con metanol, un alcohol de uso industrial que es altamente tóxico, como consecuencia de una información falsa que circuló en las redes sociales.

La prensa iraní reportó que, hasta ahora, casi 300 personas murieron y más de 1.000 se enfermaron por ingerir metanol a lo largo de la República Islámica, en donde está prohibido tomar alcohol y quienes lo hacen dependen de contrabandistas.

El doctor Hossein Hassanian, un médico iraní que asesora al Ministerio de Salud del país, le dijo el viernes al medio Associated Press que la cantidad de fallecidos por este producto era mayor al informado, con unas 480 muertes y 2.580 enfermos.

“Cuando los remedios falsos se difunden en redes sociales, se multiplican las intoxicaciones en Irán, donde la gente está enfadada con el gobierno que menospreció la crisis días antes de que invadiera al país”, indicó.

“Otros países tienen un problema, que es la nueva pandemia del coronavirus. Pero aquí luchamos en dos frentes”, dijo Hassanian. “Tenemos que curar a las personas envenenadas con el alcohol y también luchar contra el coronavirus”.

La pandemia debastó al mundo al saturar hospitales, dañar economías y obligar a gobiernos a restringir la movilidad de miles de millones de personas. Irán, con 80 millones de habitantes, se vio particularmente afectado.

Hasta el momento, no hay cura para el coronavirus, la enfermedad causada por el virus. Los científicos y médicos todavía estudian el virus y buscan una vacuna y medicamentos eficaces.

Sin embargo, en mensajes una y otra vez reenviados, las redes sociales iraníes difunden información falsa, y mediante este medio indicaron que un maestro británico y otros se curaron del coronavirus con whiskey y miel, basados en un artículo periodístico de principios de febrero. Mensajes confusos sobre el uso de desinfectante de manos de base alcohólica hacen pensar a muchos que el alcohol de alta graduación mata al virus en sus cuerpos.

La República Islámica reportó más de 29.000 casos confirmados y más de 2.200 muertes por el virus, más que cualquier otro país en el Medio Oriente. Expertos internacionales también temen que Irán no esté reportando todos los casos, ya que durante días las autoridades menospreciaron al virus antes de la elección parlamentaria.

El temor al virus junto con el bajo nivel educativo y los rumores propagados en internet provocaron que decenas de personas se enfermaran por tomar alcohol contrabandeado con metanol en la provincia Juzestán, en el suroeste, y su ciudad sureña de Shiraz. Videos de la prensa iraní mostraron a pacientes con intravenosas en sus brazos, sobre camas necesarias para luchar contra el coronavirus, entre ellos el niño de 5 años. La prensa iraní también reportó casos en las ciudades de Karaj y Yazd.

El metanol no huele ni sabe en bebidas. Causa daño a largo plazo en órganos y cerebro. Entre los síntomas hay dolor en el pecho, náuseas, hiperventilación, ceguera e incluso coma.

Fuente: BAE Negocios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.