El insólito episodio ocurrió en Goya. Una mujer estacionó su rodado frente a una escuela y al salir se encontró con el sorpresivo faltante.

Marta Lía a través de las redes sociales busca recuperar lo sustraído por los delincuentes: documentación de la moto, el casco y hasta el asiento. La mujer dejó estacionada su moto en el estacionamiento frente a Escuela del Sur.

La mujer afirmó que la moto había sido forzada, habrían intentado llevarla pero al no poder sustrajeron lo que pudieron, e insólitamente se llevaron el asiento.

Fuente: Diario 21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *