Alumnos de la Escuela Belgrano obtuvieron la semana pasada, el primer premio en la Maratón Nacional de Robótica realizada en la ciudad de Buenos Aires. También lograron el primer premio en el rubro Mujeres Programadoras y el segundo Puesto en la Maratón de Programación.

Se trata de los equipos “Los peques de Belgrano” y el de Programación “Velums” quienes se alzaron con los premios mayores. Este domingo estuvieron en Equipo de Noticias los protagonistas que dejaron en lo alto a Corrientes y a la educación pública.

Los docentes Mariela Lucero y Roberto Rolón y los alumnos Dalma Schegg, Pablo Océs y Benjamín López (“Los Peques de la Belgrano”) y Eugenia Muñoz, Maia Simonit y Guadalupe Villalba (Velums) fueron los galardonados.

“Este recorrido empezó a partir de la observación que hicimos de campo de que nuestros alumnos en un futuro no muy lejano van a vivir en un medio en donde se va a regir la tecnología”, indicó Lucero.

Asimismo, agregó que la manera de acerca las herramientas para que lo puedan hacer de la mejor manera posible es capacitarse, “tomar como referencia que nos pedía Nación a través del Ministerio de Educación a las aulas y en medio de todo esto, nos anotamos en la maratón de la que salimos victoriosos”.

“Fue un periodo de trabajo intenso donde los chicos son los protagonistas indiscutibles y este es el fruto del trabajo y el broche de oro fue haber sido recibidos por el presidente de la Nación que se mostró muy emocionado y contento por la labor realizada”, añadió.

“Elevamos a la escuela pública, y ese es nuestro mayor logro y creemos que podemos entusiasmar a muchos más colegas y alumnos que trabajen con programación y robótica. Es un trabajo multidisciplinario, nuestra directora es el motor, la que impulsa, de ella hacia abajo, toda la comunidad educativa”, prosiguió.

El proyecto ganador, estuvo inspirado en Aarón, un compañero de 8 años, quien tiene problemas motrices y necesita de una silla de ruedas para poder movilizarse.

Roberto Rolón docente, referente técnico para los alumnos participantes señaló que realizaron un prototipo, “es el modelo campeón, esa silla llevada a tamaño real, va a poder trasladar a Aaron, él lo va a poder hacer con la boca, está acostumbrado a escribir con la boca, hay unos lápices especiales para poder manejar”.

“Nuestro próximo sueño es poder llevar ese prototipo a escala real que la pueda utilizar. Es eléctrica la silla y también a energía solar, él es el alma de lo que generó todo esto”, agregó.

Construir la silla especial para el pequeño Aarón costaría alrededor de 120 mil pesos.

En tanto Dalma Schegg, casi al borde de quedarse sin voz por la algarabía de los logros obtenidos dijo: “es una locura, algo que nunca lo creímos, nunca pensamos que íbamos a ganar. Estamos contentos”.

“Estamos orgullosos de Aarón, queremos que salga adelante por más que tenga una enfermedad y también estamos muy felices porque podremos hacer la silla en tamaño real”, añadió.

Eugenia Muñoz relató que integró el grupo Velums, que obtuvo el 2º puesto en Programación y 1º puesto de Mujeres Programadoras.

Explicó que la consigna era crear un juego para niños de primer ciclo, a través de una aplicación que se llama Scratch, que tiene un determinado lenguaje de programación para que puedan tener una navegación segura en internet. “Usamos todas las materias, ponemos diferentes cualidades a la práctica, cuenta con interpretación de consignas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *