El caso de una nena de dos años que internaron en el Pediátrico por quemaduras y al examinarla descubrieron abusos, conmociona a Bella Vista y a la comunidad toda. Hector Solís papá de la pequeña, comentó el estado de salud de la beba.

El hombre de 22 años trabaja en Santa Lucía,en un campo. El día del hecho, lo llama su mamá y le informa que su nena se había quemado. “Llegué acá (la Capital) y me encontré con todo ese estado de mi nena. Me dijo la mamá que en un descuido se va mi hija a la casa de su abuela que estaba cocinando, escuchan gritos, sale a mirar y la encuentra quemada”, comentó.

“Se está recuperando de a poco, la injertan piel , está molesta por la picazón pero se recupera bien”, dijo en cuanto a su estado de salud.

“Llegué a Corrientes pensando que era por quemaduras y a los tres días que estábamos en el hospital, me llamó la asistente social, me hizo unas preguntas sobre las quemaduras,me pareció que tocó el brasero porque tiene los bracitos y piernitas quemados”, relató.

Sin embargo, el hombre mostró sus dudas respecto al momento de la tragedia: “a mi no me cierra como se quemó, creo que fue intencional para ocultar los abusos”.

Por la situación, dos hombres fueron detenidos. Se trata del tío y el abuelo de la madre de la nena, quienes serían los presuntos autores de los abusos

Solís cree que los abusos se produjeron cuando él y la madre de la nena viajaron a la Capital para tener a su hijo y allí la pequeña se quedó al cuidado de los familiares.

“Nuestra relación con la madre de la nena no es buena, estamos por nuestros hijos”, agregó.

Agregó por último que no sabe de quien sospechar por lo ocurrido a su hija, “el hermano de mi expareja no me quiere porque lo descubrí donde estaba oculto cuando abusó de mi prima y me dijo que lo iba a pagar e iba a saber lo que es llorar por un hijo”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *