Lorena Padovan, abogada de los padres de Abril, la niña que fue encontrada en un basural en Resistencia tras estar 24 horas desaparecidos y lucha por su vida por las heridas que presenta habló del caso.

Los acusados, padres de de 6 hijos, fueron detenidos e imputados por los delitos “Obstrucción de la justicia” y “Encubrimiento agravado” en la causa que investiga la desaparición y agresión a su hija de 8 años. La principal hipótesis que se maneja es “ajuste de cuentas”, a la que estarían involucrados los progenitores.

“En este momento estamos por empezar una declaración de imputados en la Fiscalía N° 1 a cargo de Ingrid Weinner. No es que no han aportado, lo hicieron todo lo que sabían y piden que se esclarezca el caso y determinar quien se llevó a su hija”, dijo la abogada.

Según sostuvo Padován, los padres de la pequeña  denunciaron inmediatamente después de que Abril no llegaba a su casa , salió a hacer un mandado , la buscan y  no pararon un minuto en localizarla hasta que fueron aprendidos cuando estaban con la niña internada en el Pediátrico.

Contó que desde el domingo que los progenitores de la menor quieren hablar con el Ministerio Público Fiscal y que les aclaren porque están privados de su libertad, “el martes, recien tuvimos acceso al expediente y se le tomó la declaración de imputado donde se los acusa de obstaculizar la justicia y encubrir al autor responsable”.

“Las pruebas llevaron más de cuatro horas de lectura y no hay ninguna que a ellos los incrimine con algún tipo de actividad delictiva ni que tenga que ver con el hecho de que se la hayan llevado”, declaró la abogada.

Agregó que piden medidas de prueba, que se cite a declarar a todas las personas que vieron pasar a la niña, sobre todo, al personal policial que ve pasar a una niña a los gritos en una motocicleta.

A los padres se les mostró un vídeo que corren las imágenes muy rápidas, con fotos muy lejanas. La cámara enfoca un garaje y la motocicleta va por la calle, “así no que no hay manera de distinguir características de la moto como su patente o rostro del conductor”.

Manifestó que hasta hoy ni siquiera conocen el parte médico de la niña. En cuanto al supuesto nombre que la menor tenía en una de sus manos, solo lo saben por los medios periodísticos.

La pareja, que lleva 21 años de relación y tiene 6 hijos –una hija de 20, de 17, de 15, 11, Abril de 8 y una nena de 3 años, además un nieto de 3 meses-, declaró ante la fiscal que “son una familia muy humilde, tienen una casa de un solo ambiente donde conviven todos. Su único ingreso es de una asignación familiar de 9 mil pesos con el que se mantiene todo el grupo familiar, además realizan changas”, detalló Padován

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.