Ocurrió en Santa Fe. Los adeptos a este deporte, estuvieron una hora para sacar al enorme animal del agua.

Un grupo de amigos afectos a la pesca capturaron una enorme raya en aguas del río Paraná, a la altura de Puerto Gaboto, en Santa Fe. Si bien habían ido con el objetivo de pescar rayas (utilizaban rayeros y herramientas específicas) y previamente habían capturado otro ejemplar de menores dimensiones aproximadamente cuarenta kilos, sus expectativas se vieron superadas cuando, después de luchar casi una hora para extraer el animal del agua, se dieron cuenta del gran tamaño de este.

Luego, al pesarlo en la balanza de un pescador de la zona, pudieron comprobar que se trataba de un espécimen de 153 kilogramos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.