El vehículo venía de Federación y trasladaba varias toneladas de madera que terminaron esparcidas dentro de un zanjón a la vera de la Ruta Nº12. Tuvieron que solicitar maquinaria pesada para sacar el vehículo del lugar siniestrado.

Un ca­mión con aco­pla­do que tras­la­da­ba va­rias to­ne­la­das de tron­cos ter­mi­nó vol­can­do la mi­tad de su car­ga­men­to, lue­go que el cho­fer, pre­so del can­san­cio, per­die­ra el con­trol del bó­li­do y se sa­lie­ra del ca­mi­no pa­ra ter­mi­nar den­tro de un zan­jón a la ve­ra de la Ru­ta 12, cer­ca de la ciu­dad de Es­qui­na, in­for­ma­ron fuen­tes ofi­cia­les.

Eran las 6 de la ma­ña­na, cuan­do el cuar­tel de Bom­be­ros Vo­lun­ta­rios de Es­qui­na re­ci­bió la alar­ma de ac­ci­den­te por el vuel­co de un ca­mión con car­ga. En po­cos mi­nu­tos, se des­pa­chó al lu­gar una de las uni­da­des que lo­gra­ron cons­ta­tar que se tra­ta­ba de un ca­mión mar­ca Volks­wa­gen car­ga­do de tron­cos, per­te­ne­cien­te a la em­pre­sa “Fo­res­tal 25”, que ti­ra­ba tam­bién un aco­pla­do re­ple­to con el mis­mo pro­duc­to.

El ac­ci­den­te ocu­rrió so­bre Ru­ta Na­cio­nal Nº12, a la al­tu­ra del puen­te Sa­ran­di­ci­to, dis­tan­te a unos 19 ki­ló­me­tros de la ciu­dad de Es­qui­na, lu­gar por don­de cir­cu­la­ba el ve­hí­cu­lo cuan­do su con­duc­tor per­dió el con­trol, en una zo­na de rec­ta y se des­vió vio­len­ta­men­te ha­cia su ma­no con­tra­ria, pro­vo­can­do el vuel­co del aco­pla­do y con él, un cen­te­nar de tron­cos que trans­por­ta­ba.

Si bien es ma­te­ria de in­ves­ti­ga­ción, al mo­men­to de pro­du­cir­se el ac­ci­den­te fuen­tes ofi­cia­les in­di­ca­ron que no llo­vía so­bre la zo­na del si­nies­tro. El pro­pio con­duc­tor del ve­hí­cu­lo ha­bría con­fe­sa­do que “par­pa­de­ó” por al­gu­nos se­gun­dos y es­to ha­bría ori­gi­na­do la pér­di­da de con­trol del ro­da­do. Fuen­tes de Bom­be­ros Vo­lun­ta­rios de Es­qui­na con­sul­ta­das por épo­ca in­di­ca­ron que por for­tu­na só­lo se re­gis­tra­ron da­ños ma­te­ria­les. El cho­fer de nom­bre Ger­mán, y oriun­do de la ciu­dad en­tre­rria­na de Fe­de­ra­ción, no pre­sen­ta­ba he­ri­das en su cuer­po pe­ro sí un gran sus­to por lo ocu­rri­do.

De­bi­do al lu­gar don­de que­dó el ca­mión si­nies­tra­do, la cir­cu­la­ción so­bre la Ru­ta Nº12 no se vio al­te­ra­da. Ho­ras más tar­de, lle­gó al lu­gar una ma­qui­na­ria pe­sa­da que co­la­bo­ró pa­ra re­ti­rar de la zan­ja los tron­cos y el ca­mión. La car­ga fue pues­ta en otro ca­mión, al pa­re­cer per­te­ne­cien­te a la mis­ma com­pa­ñía pa­ra la que tra­ba­ja­ba el jo­ven cho­fer si­nies­tra­do.

Fuente: Diario época

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *