Nacionales

Quisieron meterse al VIP de un boliche a los golpes y ahora deberán dar clases de rugby en la cárcel

Cinco jugadores de rugby que golpearon a patovicas y clientes en un boliche de Rosario, deberán dar clases de ese deporte en tres cárceles de la región y en un centro penal juvenil local. Además, tendrán resarcir a las cuatro víctimas de su ataque pagándoles 610 mil pesos.

La condena fue avalada por un juez luego de un acuerdo entre la fiscalía y la defensa de los cinco jóvenes que compiten en el club Gimnasia y Esgrima de Rosario (GER).

La gresca se produjo la madrugada del 5 de noviembre de 2017, en el boliche bailable Wallas, ubicado en la ribera de Rosario. Lucio Cucchiara, de 25 años, Emiliano Sonsini (25), Andrés Speziali (26), Manuel Covella (27) y Luciano Fasoletti (29 años) intentaron ingresar en el VIP del local e iniciaron una gresca. Golpearon en forma conjunta a personal de seguridad del comercio y a clientes, provocándole múltiples traumatismos.

De acuerdo a la denuncia presentada por los abogados del personal del boliche, los patovicas intentaron detener la gresca dentro del local al ver que los rugbiers golpeaban a los clientes y que fueron también agredidos dentro y fuera del comercio. A causa de las lesiones que sufrió uno de los empleados de seguridad perdió el trabajo que realizaba durante el día.

El fallo obliga a los cinco jóvenes -Speziali y Fasoletti integraron el equipo titular de GER en el debut con victoria en el Torneo del Interior- al pago de una reparación económica total de 400 mil pesos a dos de las víctimas y otros 210 mil a las otras dos.

Además, deberán realizar trabajos comunitarios dictando clases de rugby en las Unidades Penitenciarias Nº6, Nº11 y Nº16, y en el Instituto para la Recuperación del Adolescente (IRAR) durante dos horas semanales y por el lapso de dos años. Además, les exige “abstenerse de abusar de bebidas alcohólicas y/o consumir estupefacientes” y les prohíbe acercarse o tomar contacto con las víctimas.

La fiscal Cecilia Brindisi, de la Unidad de Investigación y Juicio, les imputó lesiones dolosas leves calificadas por el concurso premeditado de dos o más personas, lesiones dolosas leves en agresión, lesiones dolosas graves en agresión y amenazas simples.

En caso de cumplir con las restricciones, tareas y pagos impuestas por el fallo consensuado los cinco rugbiers quedarán en dos años sin antecedentes penales.

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close