Un estudio determinó que el covid-19 además de detectarse en muestras nasales, también se contagia a través de las secreciones oculares.

Un grupo de investigadores italianos aisló el coronavirus en las secreciones oculares de los enfermos, donde comprobaron que es capaz de reproducirse el virus, y contagiar a personas sanas. Es decir, el covid-19 puede esconderse en las lágrimas de los pacientes infectados.

El importante descubrimiento reveló, además, que la enfermedad es activa e infecciosa en las secreciones oculares de las personas afectadas, incluso cuando las muestras respiratorias dan negativo. Relevaron las muestras con un hisopo ocular a una paciente de 65 años infectada por el covid-19 en Italia.

La mujer además padecía conjuntivitis bilateral y llevaba tres días hospitalizada. Al analizar el fluido ocular, los investigadores, lograron aislar el Sars-Cov-2 y descubrieron que el nuevo virus es capaz de replicarse en la conjuntiva.

Las conclusiones del estudio que determinó la nueva forma de contagio del coronavirus

Entonces, en la investigación explicaron que los ojos no sólo son una puerta de entrada del virus en el cuerpo, sino que también una fuente potencial de contagio. Por lo que los científicos han subrayado la importancia de que se utilicen gafas y se realicen exámenes oftamológicos para detectar infectados.

Los autores del estudio, publicado en Annals of Internal Medicine, explicaron que “los fluidos oculares de los pacientes infectados con SARS-CoV-2 pueden contener virus infecciosos. Por lo tanto, pueden ser una fuente potencial de infección”.

También advirtieron: “La importancia de las medidas de control, como evitar tocarse la nariz, la boca y los ojos y lavarse las manos con frecuencia”, puesto que “la mucosa ocular puede ser no sólo un lugar de entrada del virus sino también una fuente de contagio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *