Internacionales

Salió a caminar para calmar la resaca y hace un mes que no para

Un chico con resaca salió a caminar para “despejarse” después de salir de noche, y terminó a 800 kilómetros de distancia de su casa, en el sur de Francia.

Barney Rule, de 20 años, salió a caminar después de decidir abandonar la Universidad de Edimburgo el 7 de septiembre.

El ex estudiante de historia y política comenzó su caminata después de salir de un club nocturno. Caminó durante toda la noche, y cuando se dio cuenta de todo lo que había recorrido decidió que no quería detenerse… así que continuó, informan desde el diario británico The Sun.

Después de partir de su ciudad natal de Chester, Barney se encuentra actualmente en el sur de Francia y estuvo deambulando durante más de un mes en el que recorrió más de 800 kilómetros. Piensa continuar para hacer la ruta panorámica a España.

“Siempre quise caminar a España, pero no fue hasta que me emborraché con amigos el mes pasado que realmente comencé a caminar”.

“Fue solo cuando llegué a la segunda noche, cuando ya había hecho alrededor de 20 kilómetros, que me di cuenta que en realidad estaba caminando sin pensar en volver”.

“No estaba seguro de que estuviera bien, pero sabía que necesitaba aclarar mi mente”.

“He tenido tiempo para pensar y realmente estar solo, descubrir cómo voy a seguir y lo que quiero hacer”.

Barney salió de Chester y caminó hacia Ross-on-Wye hacia Poole, donde se subió a un ferry para continuar hacia Cherburgo, Bricbeque, Portbait, St Germain Sur Ay, Rennes, Nantes, Angers, Saintes, Jonzac y Burdeos.

Camina un poco más de 30 kilómetros por día, y asegura que su viaje es completamente autofinanciado.

Después de haber gastado 37 dólares para cruzar el puerto, Barney estima que en el último mes gastó solo 1.250 dólares, incluyendo las noches que no tuvo más remedio que quedarse en un hostel o en un campamento .

“Mucha gente asumió que estaba pasando por un tipo de crisis, en el que confiaría en el banco de mamá y papá, pero no lo hice”. “Es totalmente autofinanciado por el trabajo a tiempo parcial que hice en un bar y las becas académicas que he logrado”.

“La universidad no era para mí, no es que fuera una locura o que no me lo estuviera tomando en serio, y mis padres me respaldaron todo el tiempo una vez que se dieron cuenta de mi proceso”.

“Ahora siento que he estado aprendiendo mucho más, ya que estoy más interesado ahora que estoy viajando.”

“Sé un poco de español, viajando por Francia, he aprendido francés en el camino y la gente que he conocido me ha inspirado”.

“Eventualmente, cuando llegue a mi destino final, Valencia en España, mi plan es regresar a París y escribir sobre lo que he aprendido.Ese es el objetivo y espero que para entonces tenga un plan mucho mejor”.

Palabras claves

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close
Close