Dos médicos especialistas italianos fueron suspendidos en sus trabajos tras extraer la vagina de un hombre trans sin su consentimiento.

El Dr. Marco Capece y el Dr. Giulio Garaffa extirparon la vagina de un paciente mientras se sometía a una cirugía de reasignación de género. Según indicó el denunciante, uno de los médicos modificó el formulario para decir que se había dado su consentimiento, algo que él nunca había aprobado. Garaffa, un reconocido consultor de pene, manifestó ante el panel disciplinario que el procedimiento se realizó “por error”.

El procedimiento

Según indicaron ante el tribunal, el paciente había aclarado específicamente que no quería que le extirparan la vagina. De este modo, al hablan ante el Tribunal de Médicos Practicantes contó que tuvo un “profundo impacto en todos los aspectos de su vida, incluido su bienestar mental”. Según los papeles, la autorización sólo se había extendido para la realización de una histerectomía y una metoidioplastia, lo que le habría dado un pene, pero había rechazado el tercer procedimiento, la vaginectomía.

La cirugía de masculinización comprende muchas opciones, como la cirugía para extraer los senos y crear un pecho de contorno más masculino, y la cirugía para aumentar la longitud del clítoris (metoidioplastia), crear un pene (faloplastia) o crear un escroto (escrotoplastia). La cirugía de masculinización, también llamada “cirugía de afirmación de género“, suele elegirse como un paso del proceso de tratamiento de la angustia causada por la diferencia entre el género expresado o experimentado y el sexo de nacimiento.

Según indica el Daily Mail, el paciente comenzó la transición formal de género en 2013 y comenzó a vivir como hombre en marzo de 2014. A comienzos de 2020, ambos médicos fueron hallados culpables por cargos de conducta inapropiada. La licencia de Capece fue suspendida por un año, mientras que Garaffa enfrenta una suspensión de cinco meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.