Cuando los médicos observaron y analizaron lo que estaba pasando en el cuerpo de la mujer no podían creer lo que estaba ocurriendo.

Unos médicos descubrieron en una mujer una extraña enfermedad que jamás habían visto, luego de que la paciente orinaba alcohol sin haber bebido una sola gota.

Los especialistas del Hospital Presbiteriano del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh, Estados Unidos, se llevaron una sorpresa increíble.

Según se publicó en la revista Annals of Internal Medicine, la paciente producía una cantidad sustancial de alcohol por levadura que fermentaba azúcar en su sistema urinario.

De esta manera pudieron identificar que se trataba del tradicional síndrome de “auto-cervecería”, aunque en este caso era diferente y lo llamaron “síndrome de fermentación de la vejiga”.

Fue entonces que los médicos decidieron hacerle a la mujer varios exámenes de sangre y de orina: en los primeros, las pruebas de plasma para etanol resultaron negativos, al igual que los resultados de orina para glucurónido de etilo y sulfato de etilo. Sin embargo, fueron positivas las pruebas de orina para etanol.

La paciente negaba una y otra vez haber consumido alcohol, y los médicos descubrieron que experimentalmente la levadura que colonizaba la vejiga podía fermentar el azúcar para producir etanol.

Hace unos meses se hizo conocido el caso de un hombre que podía producir cerveza dentro de su propio cuerpo, y este extraño caso fue recogido por la revista New Scientist.

El hombre de 46 años sufría de confusión mental, mareos y pérdida de memoria desde 2011, motivos que lo llevaron a preocuparse y a renunciar a su trabajo.

La dolencia no se calmaba ni con los antibióticos que le daban los médicos, y tampoco funcionó un antidepresivo que le había dado el psiquiatra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.