La fábrica Puerto Dulce había impulsado un acto de caridad, pero a las horas la mercadería era ofrecida en Facebook. “Me enojé porque prometía vender más”, dijo el encargado de la firma.

La fábrica Puerto Dulce donó docenas de alfajores a merenderos de la ciudad cordobesa de Carlos Paz y a las horas se enteraron que una mujer vendía los productos a precios irrisorios por redes sociales.

Gustavo Córdoba, encargado de la firma, contó a los colegas de Cadena 3 que el objetivo era realizar una acción solidaria en el marco de la pandemia del coronavirus y aprovechar las elaboraciones de Semana Santa antes de su vencimiento.

“Hicimos una producción importante y, para evitar que caduquen y desecharlos, nos pusimos en campaña para donarlos en merenderos de la ciudad. Yo mismo me encargué de llamar y entregar los alfajores, e incluso algunos los vinieron a buscar”, relató.

Sin embargo, a las horas de repartir la mercadería con fines benéficos, le llegó un mensaje de una publicación de Facebook que ofrecía los alfajores.

“Me puse en contacto con la mujer que los vendía y me dijo que no tenía, pero que me iba avisar cuando le entren de nuevo. Me enojé más, le explique que eran donaciones y me bloqueó”, comentó indignado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *