Hace tres días, el fotógrafo chaqueño Paul Delon inició un juego para que todos disfrutaran en la cuarentena, pero fue mucho más allá de lo que pretendía ser. Recibió agresiones y denuncias de uso de bots para que triunfara una determinada provincia. No obstante, si no le dan de baja la cuenta, hoy se disputaría la final: Mendoza vs. Tierra del Fuego

“Después de analizarlo y ver todo el escándalo y las dudas que se generaron, tomé la decisión de hacer un desempate de 30 minutos a las 12:00. Decisión final”, anunció @pauldelon14. El pase a la final lo ganó Mendoza que jugará con Tierra del Fuego.

Todo arrancó con una idea en un chat de amigos. La cuarentena por el coronavirus hizo que Paul Delon, un fotógrafo chaqueño muy conocido en su provincia, propusiera en ese grupo un certamen entre bandas de rock locales para que compitieran con las correntinas, solo para molestar un poco a los vecinos de esa provincia, con la que asume “siempre hay pica”, pero entendió que no era buena idea dejarlo allí y creó una competencia entre todas las provincias pensando, por un lado, que el certamen no saldría de esa zona, y que Chaco y Corrientes serían finalistas de ese mundial imaginario. Hace tres días inició el juego en su usuario de Twitter.

Sin saber cómo ni cuándo, el certamen comenzó a ser retuiteado. Chaco perdió con San Luis (aquí comenzó a viralizarse) y cuando el pase a la semifinal enfrentó a Córdoba con Mendoza, todo estalló virtualmente y la disputa se convirtió en lo impensado. Desde el gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, hasta el futbolista Gónzalo “Pity” Martínez votaron y llamaron a hacerlo.

“Como creí que todo quedaría acá, imaginé que la final sería entre Chaco y Corrientes, pero se creó toda esta monstruosidad por la que estoy recibiendo felicitaciones, denuncias a mi cuenta y hasta amenazas ”, explicó Paul a Infobae.

“Si ves cómo armé las llaves, te das cuenta que fue así nomás, a lo ‘guacho’, y encima puse ‘mundial de provincias’, lo que no tiene coherencia. Nunca fue pensado en nada estético ni que se vote por algún motivo en particular. La realidad es que el chiste era generar un quilombo contra los correntinos, nada más que para jugar y divertirnos”, cuenta el usuario sobre la idea primera del juego que se le fue de las manos.

—¿Por qué creés que el juego llegó a esta magnitud?

—Creo que es por la cuarentena que se disparó. Esto no hubiera pasado si no estuviéramos todos encerrados y porque los mendocinos, que no sé de dónde aparecieron ni si algún famoso compartió el tuit o qué, pero ahí es donde comenzó a viralizarse. Después aparecieron los cordobeses y no pasó nada con la gente de Buenos Aires, que yo pensaba que iban a estar los que más iban a enganchar. Pero explotó cuando empezó la pelea entre usuarios de Misiones y Mendoza, después aparecieron de Córdoba y todo fue un desastre.

—En las últimas horas, ¿hubo votos qué te sorprendieron?

—¡Sí! Cuando la semifinal quedó entre Córdoba y Mendoza aparecieron los clubes de fútbol, como Godoy Cruz (Mendoza), Instituto y Belgrano de Córdoba. El gobernador de Mendoza, la Secretaría de Turismo de las dos provincias y hasta el Pity Martínez y Agustina Gandolfo, la mujer del jugador Lautaro Martínez, que es mendocina, pidió que voten.

 

—¿Entre qué provincias se disputará la final y cuándo?

—Entre Tierra del Fuego y Mendoza. ¿Cuándo? Estoy analizando seriamente si lanzarlo hoy, porque mi máximo temor es que me cierren la cuenta porque tengo millones de amenazas y gente diciéndome ‘te estoy denunciando la cuenta’, entonces estoy esperando a ver cuál es el futuro de mi cuenta y ver si lanzo la final hoy o si espero que me la den de baja y pedir que la vuelvan a subir y entonces hacerlo.

—¿Por qué te amenazan?

—¡No lo sé! Pero si van a hacer lo que dicen, van a tener que romper la cuarentena porque estoy lejos de quienes amenazan.

—¿Imaginabas que un juego tome tanta magnitud, no sólo por la repercusión sino que llegue al punto de las amenazas?

—¡Sí! Twitter es una red social muy violenta, claramente porque las cuentas son anónimas y los que dan la cara muchos son de Córdoba, pero hay gente que tiene violencia adentro y la saca ahí. Dentro de todo, estoy acostumbrado porque acá en Chaco se generó bastante quilombo.

 

—¿Cómo fueron tus últimas horas?

—No duermo desde anoche.

—¿Por qué? ¿Te está afectando emocionalmente?

—Nunca llegué a imaginar que todo un país iba a estar mirando algo que publicara, porque cuando hice la cuenta regresiva me dije: “¡qué locura esto!”. Saber que lo que publico y explota. En la última media hora se rompió la encuesta y en un momento me apareció en 2 minutos y la cantidad de votos había colapsado al punto de que se frenó la encuesta y abrí una nueva que obtuvo 101.340 votos. Y cuando terminó la encuesta recibí llamados de prensas de Mendoza… Ahora, la verdad, quiero tranquilizar todo un poco porque es muy fuerte y todo empezó hace tres días.

—¿Entonces no hay hora definida para la final?

—No, todavía no sé cuándo. Veré el futuro de mi cuenta, esperaré hasta la tarde y si no me la dieron de baja, la final será cerca de la noche.

—De todo lo que leíste, ¿que fue lo que más te sorprendió?

—Lo que me llamó mucho la atención es que tipos que parecían los más deconstruidos del mundo estaban peleando mal con chicas, ¡pero las puteaban mal! Yo lo leía todo y decías “¡pero esto es un juego, señor! ¡Era algo para divertirnos!”.

 

—Viendo todo lo que se creó, no sólo por lo viral, sino considerando la parte violenta, ¿qué reflexión hacés?

—Pienso que tomarse las cosas con más tranquilidad, ¿no? ¡Paremos un poco! Pido que quienes tienen más llegada desde sus redes traten de dar ese mensaje: ¡paremos un poco con tanta violencia! Por suerte, cuando la cosa se puso tensa tanto de Turismo de Córdoba y Turismo de Mendoza salieron a apaciguar las aguas y pedir que las cosas sean en paz. Tuvieron la intención de calmar un poco las cosas.

—Lo que inició como un juego de cuarentena se convirtió en un dolor de cabeza…

—Se convirtió en un todos contra todos. ¡Esto es tremendo! ¡Una locura, pero una locura por ver la cantidad de cosas que pasan a través de esto! ¡No sabemos divertirnos bien ni hacer bien las cosas! Parece que acá siempre se trata de querer sacar ventaja. O sea, decidí que se vuelva a votar el pase a la final porque había denuncias de que había bots comprados para que voten…

—¿Personalmente cómo te afecta?

—De alguna manera me está afectando, porque la primeras horas cuando explotó no la pasé bien porque fue mucho en muy poco tiempo y no llegué a asimilarlo. Pero el lado bueno, por ejemplo, como yo soy hincha de River y saber que el Pity Martínez compartió esto y pidió que voten, fue fuerte. ¡Ahí caí en que esto se descontroló! Y se convirtió es una mezcla de muchas energías, de alegría y decir ¡qué quilombo! Recibo muchas puteadas, felicitaciones, pero a lo malo trato de no darle bola, aunque siempre es lo que más se ve. De a poco lo estoy asimilando, ahora sólo quiero descansar porque ayer dormí sólo una hora y hoy desde las 6 de la mañana no paro. A esa hora empezó a sonar mi teléfono. Estoy tratando de calmar un poco todo.

Al momento de publicar el juego, Paul tenía poco más de 5.700 seguidores; ahora tiene casi 32.000. “No soy fan de caretear fama, no me da. Sólo quiero que esto se calme un poco”, finalizó.

 

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *