El fuego se expande sin control en la zona, lo que aumentó 16 veces los niveles de radiación.

Mientras la pandemia por el coronavirus preocupa a todo el mundo, en Ucrania la atención volvió a estar puesta en el reactor nuclear de Chernobyl. La preocupante razón: se registró un aumento de la radiactividad 16 veces mayor de lo normal.

Los incendios que desde hace varios días arden en la zona de exclusión siguen avanzando de forma constante, por lo que ya se encuentran a 2 kilómetros de los depósitos de residuos radiactivos, denunció Yaroslav Emelianenko, miembro del consejo de la Agencia Estatal para la Gestión de la Zona de Exclusión.

En su cuenta de Facebook, el experto indicó que “el fuego llegó a Prípiat y se encuentra a dos kilómetros de los depósitos Pidlisny, donde se guardan los residuos más radiactivos de toda la zona de Chernobyl”.

El megaoperativo para contener las llamas cuenta con dos aviones, un helicóptero y más de 100 bomberos. Según los últimos reportes, se hicieron importantes lanzamientos de agua en el área, pero el fuego no pudo ser controlado.

Por el momento, la radiación no afectó a la ciudad de Chernobyl ni la de Kiev, sino que se mantiene en Vladimirovka, aldea que se encuentra dentro de la zona de exclusión de más de 2.000 kilómetros cuadrados y que fue evacuada después de la explosión de la planta nuclear, hace más de 30 años.

“El problema de prender fuego a la hierba por ciudadanos descuidados en primavera y otoño ha sido un problema muy agudo para nosotros. Todos los años vemos la misma imagen: campos, cañas, bosques queman en todas las regiones”, contó un experto.

Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *