Según su madre, Bonnie Miller, todas las escuelas a la que ha enviado solicitudes de admisión tienen algún tipo de prohibición o restricción en lo relativo al peinado de los niños.

La larga cabellera de Farouk James, un niño de 8 años, le convirtió en toda un estrella del modelaje pero, al mismo tiempo, entorpece su escolarización.

Y es que según su madre, Bonnie Miller, todas las escuelas a la que ha enviado solicitudes de admisión tienen algún tipo de prohibición o restricción en lo relativo al peinado de los niños.

Una medida que ha llevado a Miller, incluso, a considerar la posibilidad de declarar a su hijo como género no binario y por la que ha denunciado al Gobierno.

Bonnie opina que prohibir que un niño lleve el pelo largo es una discriminación. Un paso hacia atrás en la historia de la evolución, además de en la búsqueda de la igualdad.

Las escuelas mixtas en Inglaterra tiene reglas diferentes para niños y niñas en cuanto al largo del cabello. Bonnie dijo que esto es “claramente discriminación sexual”. Y agregó: “¿De qué se trata todo esto? ¿Quién creó esta división entre hombres y mujeres, con hombres que tienen que tener el pelo corto y no usar polleras nunca más y las mujeres tienen que tener el pelo largo y usar tacones altos en el lugar de trabajo?”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.