En la intersección de las calles Gobernador Castillo y General Paz un hombre cayó con su motocicleta estando acompañado de su hija y llevando ¡cuatro botellas de vino!, haciendo imposible el poder maniobrar el rodado.

A raíz del derrape su hija salió con lesiones y fue derivada al Hospital Pediátrico Juan Pablo II.

Fuente: Radio Dos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.