El director de Yacyretá, Nicanor Duarte Frutos, amenazó con desembalsar la represa hidroeléctrica si las autoridades argentinas no fijaban día y hora para permitir los trabajos de adecuación de la línea paraguaya de 500 kV Yacyretá-Ayolas-Villa Hayes. La maniobra se hará esta medianoche.

Ayer, tras 24 horas de la firma del acuerdo entre los directores de Yacyretá, Nicanor Duarte Frutos y el argentino Martín Goerling, para continuar los trabajos de adecuación de la línea paraguaya de 500 kV, no había una respuesta positiva de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) para coordinar la maniobra con la Administración Nacional de Electricidad (ANDE). El servicio de energía, a cargo de dicha empresa privada en el vecino país, se verá afectado por las maniobras de los técnicos.

“Ndoguerekói la señal. Roguereko que ‘sí, no hay problema, ya se va a hacer’, pero nosotros necesitábamos un documento y una posición oficial de que se va a empezar a tal hora”, dijo Duarte Frutos en comunicación con ABC Cardinal.

Confirmó que, debido a la indefinición de la compañía eléctrica argentina, le informó a su par Goerling que elevaría la discusión a la Cancillería y que podrían tomar medidas por el incumplimiento del acuerdo. Le adelantó que una de ellas es desembalsar la represa y que eso afectaría la producción de energía, perjudicando principalmente al sistema eléctrico de Argentina.

Abrir el embalse Aña Cuá. Y abrimos eso y las aguas salen, caen, baja el nivel del agua y Cammesa va a resentir la producción energética”, comentó el director paraguayo de Yacyretá. Amenazó con que si la empresa eléctrica argentina no colaboraba y que si en tres o cuatro horas no se tenía la fecha y el horario para continuar con la maniobra de adecuación de barras que fueron suspendidas el lunes por técnicos argentinos, “nosotros vamos a proceder”.

“Yo no voy a permitir que una firma, un acuerdo de técnicos paraguayos y argentinos y la firma de los directores (…) y si se van a burlar o van a ignorar el acuerdo que hemos firmado de buena fe, entonces le dije al canciller (paraguayo) que nosotros tenemos los procedimientos de rigor”, contó al aire.

“Felizmente, a las ocho de la noche, poco menos, recibimos la información. Me llamó Martín (Goerling) (…) y me dice: ‘Ya está, hay autorización (…) Se va a coordinar y mañana a la medianoche (por hoy) tenemos que estar haciendo las maniobras’”.

La adecuación de la línea de 500 kV Yacyretá-Ayolas-Villa Hayes debe hacerse en horario de menor consumo, debido a que el servicio se verá afectado temporalmente mientras los técnicos hacen los trabajos, explicó también Nicanor Duarte Frutos.

La labor de adecuación de la línea paraguaya debió comenzar el lunes pasado, pero fue impedida a raíz de la actitud prepotente del jefe técnico argentino, secundado por representantes de Cammesa.

El argumento presentado fue que no podían autorizar el inicio de las tareas mientras no sea reparada la línea de transmisión argentina N° 3 (LA3), que había causado un apagón de grandes proporciones el 16 de junio último en Argentina.

 

Fuente: ABC Color

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *