El gobernador, Gerardo Morales, aseguró que trabajan para que en un futuro los jujeños que vuelvan a la provincia puedan hacer la cuarentena en sus domicilios, pero las autoridades deberán poner una faja en la puerta de sus casas para que todos los vecinos sepan que un miembro de esa familia puede tener coronavirus y así lograr un control social.

También aseguró que les hará un monitoreo a través de una aplicación telefónica y se controlará el cumplimiento con visitas diarias y sorpresivas. Morales buscará implementar esta modalidad una vez que los test rápidos lleguen a la provincia de jujuy.”Le vamos a decir a los vecinos de la cuadra y de la manzana que esa familia está en cuarentena”, afirmó.

Hasta ahora, quienes llegan a Jujuy provenientes del exterior deben cumplir la cuarentena obligatoria de 14 días en un hotel. Pero en los próximos días esa modalidad cambiará ya que el gobierno provincial les dará la posibilidad de cumplir el aislamiento en sus casas. Eso sí: con una característica particular.

“Tenemos colapsados los hoteles. Les pedimos que sigan cumpliendo la cuarentena. No podemos tirar hacia atrás todo el esfuerzo que hemos hecho los jujeños en estos días”, sostuvo el gobernador durante una disertación con los integrantes del Comité de Emergencia (COE).

El mandatario explicó que el Estado provincial está pagando los hoteles y la comida, y que lo único que necesitan es que cumplan con el protocolo de seguridad y el aislamiento. En ese sentido, remarcó que hay muchas personas que se están quejando por el cumplimiento de la cuarentena y les pidió paciencia.

El gobernador explicó durante la transmisión del informe 33 del Comité Operativo de Emergencia, donde detalló cómo se iba a continuar trabajando con respecto a la pandemia. En un futuro cuando la persona llegue a su casa, le harán un test rápido, luego otro a los 7 días y si dos test da negativo, te levantan la cuarentena.

“Mientras tanto, van a estar en cuarentena todos los miembros de la familia. Y les vamos a poner una faja en la casa. Y le vamos a decir a los vecinos de la cuadra y de la manzana que esa familia, la familia Pérez, García, Morales o la que fuera, está en cuarentena. Y que, si sale, puede contagiar a alguien. Va a haber un control social”, explicó el gobernador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *