La mujer utilizó una mesa para defenderse y echó al intruso de su casa hasta tal punto que tuvo que ser hospitalizado por sus heridas.

Esta abuela de 82 años, no es como todas las ancianas, puesto que al principio del 2019 ganó una competencia de fisicoculturistas y según ella puede levantar hasta 200 kilográmos. Willie Murphy declaró a la prensa local que el intruso doméstico “escogió la casa equivocada para entrar”. El hecho ocurrió el martes 19 de noviembre alrededor de las 23:00 hs cuando Murphy se disponía a dormir, sin embargo escuchó que alguien tocaba a su puerta: era un hombre que solicitaba ayuda y que lo deje pasar porque estaba “enfermo”, no obstante sus intenciones eran otras.

La fisicoculturista optó por llamar a emergencias, tal como el hombre se lo pidió pero no lo dejó pasar, por lo que el intruso rompió la puerta e irrumpió de todos modos. La anciana cuenta que en cuanto lo vio no lo dudó y tomó lo primero que tenía a la mano: una mesa, la cual se rompió al impactar con el hombre, una vez en el piso la mujer tomó un shampoo para bebé y lo roció en su rostro. Al ver que el hombre seguía consiente y todavía presentaba amenaza tomó una escoba y comenzó a golpearlo en la cabeza.

Willie cuenta que pudo percibir cierto alivio en la cara del hombre cuando lo subían en la ambulancia. Los primeros efectivos en llegar al domicilio aplaudieron a la mujer de 82 años e incluso algunos quisieron tomarse algunas fotografías con ella.

Los efectivos pudieron corroborar que el intruso tenía 29 años y les costaba entender cómo una mujer de 82 años de 1,50 mts de altura y no más de 47 kilogramos pudo vencer a un joven hombre.

La reacción de los policías ante la paliza que recibió el ladrón

Una vez que la Policía llegó al lugar de los hechos, el sospechosos fue detenido y aplaudieron a Murphy por su hazaña. La mujer declaró que los oficiales le pidieron sacarse fotos con ella después de conocer lo acontecido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.